Return to site

Agrega un Título para el Blog Post

Soy hermosa porque así lo dice mi madre.
Mi padre es el marido que siempre soñé, lastima ya esta casado.
Es por eso que eh decidido recorrer el mundo buscando un persona que al igual que mis padres me dan sincero y reconozca mis virtudes y sepa valorar mis defectos.
No se si lo encontrare, porque el mundo es demasiado grande o demasiado pequeño. Quizá al cruzar la calle lo vea tomando un café o esperando el colectivo, no lo se. Pero debo aventurarme y explorar cada rincón de este planeta ovoide para por fin poder hallar a quien los verdaderos poetas llaman, la media naranja.
Es temprano, yo diría de madrugada, no lo se, la verdad no uso reloj quizá sea el mediodía, pero el roció no se ha secado, así que deduzco que no son mas de las 8 am.
Todavía no se ve gente gente caminando, así que quizá sea mas temprano.
Pero que importa la hora si el tiempo es mio, tengo todo el tiempo del mundo para buscar al amor de mi vida, espero sea suficiente.
En este momento estoy sentada en un banquito blanco, el sol me da justo en la cabeza y me acaricia con sus rayos dándome calor en esta mañana, aunque no es una mañana fría, ese abrazo me gusta.
Recién acabo de ver unas cuantas caras mañaneras asomándose por las ventanas, saliendo a abrir los locales que rodean esta manzana.
Pero todavía no eh visto al hombre de mi vida.

...

Ya es medio día, no se bien que estoy buscando o en realidad a quien estoy buscando, ya no estoy mas en la plaza, camine unas cuadras hace el centro de la ciudad y encontré trabajo en un bar de camarera, me tomaron, que alegría.
El dueño del bar es muy guapo pero no es la clase de hombre que me robaría el corazón.
Espero que en este tiempo., que no se cuanto sera, encuentre a ese príncipe que tanto estoy buscando.

.....

Ya eh pasado casi una semana trabajando en el bar, la comida es excelente, el dueño del bar sigue siendo tan guapo como antes, se ah fijado en mi, lo se porque siempre en los almuerzos nos toca el mismo turno y eso no es causalidad, pero yo no le correspondo.
Eh esta trabajando aquí mañanas tardes y noches, miles de hombres solteros que se sientan a tomar un café, a algunos les he dado mi teléfono y con otros salido a caminar, el pueblo es muy lindo.
De todas partes del mundo han venido a probar nuestra maravillosa cerveza casera, pero nadie parece ser el dueño de mi corazón.

...

EL jefe por fin se me declaro y yo le presente mi renuncia, luego de unos meses en ese pueblito eh decido ir a una ciudad mas grande, con mas movimiento, quizá allí lo encuentre.

....

Luego de dos días de viaje, por fin llegue.
El lugar es hermoso y enorme, los edificios altos y grises parecen gigantes de piedra, automóviles que pasan a velocidades impensadas y esos enormes colectivos que parecen elefantes.
Me aterra un poco, me siento pequeña ante tanta inmensidad, pero eso no me detiene.

....
Preguntando, llegue al centro de la ciudad, incontables locales repletos de consumidores hambrientos y desesperados por gastar sus billeteras, todos hundidos en un inmenso egocentrismo, narcisos que no miran mas que su propio reflejo, aquí si que no voy a encontrar al amor de mi vida.
De pronto me choco con un muchacho de lentes, un poco de barba, no mucha, una voz extraña, lo escucho tímido.
Pe pe pe perdón, escuche decirle mientras me tendía la mano para levantarme del suelo.
Vio que tenia un golpe, nada grave, pero era un corte y sangraba mucho.
Me ofreció llevarme a su local, vendía objetos usados, allí tenia un botiquín.
Fuimos caminando, casi y no se porque lo tomo de la mano, pero me resistir, no voy a anticiparme a decir que el es el amor de mi vida porque seria terminar un cuento con pocas aventuras, pero quien sabe. Quizás no escriba mas que solo unas cuantas lineas.

Martín, el chico tartamudo que vende objetos usados me ah invitado a quedarme con el, ya que no consigo trabajo ni alojamiento, podría ayudarlo con las ventas de sus cosas y el me daría techo mas un sueldo muy pequeño, pero algo es algo.
Ayer fue mi cumple años y me llevo a cenar, me regalo unas flores y una cadenita que, según el data del siglo XVIII.
Es muy hermosa, de oro con unas letras que no se bien que significan y el no me ha querido decir tampoco.
Es un muchacho muy dulce, tierno y agradable, me gusta pasar tiempo con el, me hace reír mucho.

....

Hoy me ha tomado de la mano, fuimos así mientras caminamos para el local "Objetos Perdidos", tiene un nombre muy atractivo y a cada chuchería le ah inventado una historia fantástica.
Hicimos una venta maravillosa, de un jarrón valuando en unos 10000000 dolares, estamos felices, me dará una comisión porque haber sido la vendedora.
Por la noche en su casa abrimos un champaña y lo bebimos.
Me gustaría besarlo pero todavía no eh bebido lo suficiente para desinivirme, aunque el me ah tomado de la mano varias veces y otras tantas de la cintura.
Propone un juego que me gusta, me da intriga.
Creo que me estoy enamorando.

....

Ya son casi lasa 12:00 de la noche, solo nos queda una copa por beber y creo que es el momento indicado para por fin besarlo.
Me gusta mucho Martin, es una companía maravillosa.
En este momento fue a buscarme una manta, pues es invierno y la temperatura no es agradable

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly